Tú no puedes controlar los precios del mercado, pero sí puedes controlar la forma en que cuidas el gas LP para que ahorres dinero


Pon por escrito tu presupuesto mensual


Haz dos cuentas de ahorro, una designada como nuestro fondo de emergencia y la otra es nuestro fondo de gastos irregulares. Cada mes, haz una contribución designada y colócala en el fondo de gastos irregulares. Observa el uso de gas LP de años anteriores y luego haz una estimación informada sobre una cantidad mensual apropiada para ahorrar.


Ahora, cuando tengamos que llenar el tanque de gas propano, lo haremos sin preocuparnos de cómo pagarlo. Transfiere el dinero del fondo de ahorros irregular a la cuenta corriente y listo.


Llénalo antes de que los precios del propano alcancen su precio máximo


Comprar propano en noviembre o diciembre cuando los precios son más bajos puede ayudarte a ahorrar dinero más adelante. Los precios del propano al final del año son generalmente más bajos que los precios máximos de la cuesta de enero y febrero.


Si llenas tu tanque antes, probablemente pueda usar ese propano durante la mayor parte del invierno. Si tiene que hacer un llenado intermedio, no será necesariamente un tanque lleno.


No te quedes sin gas


Quedarse sin gas LP no es solo un inconveniente para ti, sino que representa un gran costo. Cuando te quedas sin gas propano y necesita una recarga de emergencia, terminas pagando más.


Para empezar, cuando te quedas sin gas, la compañía te puede cobrar por la entrega de emergencia.


Nuestra mayor recomendación es que es que cuentes con una compañía de gas que te de los mejores precios y que no te cobre por envíos de emergencia, como lo es EMIGAS.